Tel.: 2009-6112 | Cel.: 15 3555 7293 consultas@frutosare.com.ar

Las lentejas rojas tienen el mismo tamaño que las lentejas pardinas pero de color naranja y sin piel, lo que las hace más digestibles. No necesitan dejarse en remojo previamente, basta con lavarlas con agua fría y cocerlas unos 15 minutos. Después de cocerlas quedarán de un color amarillo y medio deshechas, por lo que son ideales para hacer cremas, hamburguesas o en este caso albóndigas.
Las lentejas rojas son riacas en hierro, zinc, selenio, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas B1 o tiamina, fósforo, manganeso y ácido fólico.

lentejas rojas

El bulgur es el grano de trigo medio cocido, secado y molido. También se conoce como trigo partido.
Es rico en minerales y fibra. Tiene niveles muy altos de minerales como calcio, fósforo y potasio, así como de antioxidantes: caroteno, luteína, vitamina beta K y un poco de vitamina E.
Puedes encontrar bulgur fino, que no hace falta cocerlo: pones a hervir la misma medida de agua (que de bulgur) y cuando hierve, apagas el fuego y añades el bulgur. Si es grueso habrá que hervirlo durante unos 10-15 minutos.

bulgur

Lo mejor es que acompañes estas albóndigas con una salsa de tomate o con esta salsa de pimientos rojos rica en vitamina C, que te ayudará a asimilar mejor el hierro de las lentejas.

Para hacer esta receta de albóndigas de lentejas rojas y bulgur necesitas:

Tiempo: 20min. cocción +20min. de reposo + 20min. de preparación

Ingredientes:

1 taza de lentejas rojas
1 taza de bulgur
2 cebollas grandes
3 ajos
3 cucharadas soperas llenas de harina de trigo integral ( o de trigo sarraceno)
2 cucharaditas de comino molido
1 cucharaditas de pimentón picante
2 cucharadas soperas de perejil fresco muy picado
aceite de oliva virgen extra
sal (no recomendado a menores de 1 año)

Preparación:

  1. Lava las lentejas y cuécelas en una olla junto al bulgur con 4 tazas de agua durante 20-25 minutos. Deja reposar hasta que se enfríe la mezcla.
  2. Pica muy finas las cebollas y los ajos. Rehógalos en una sartén hasta que la cebolla quede trasparente ( unos 15 minutos, si queda muy seca añade un poco de agua), añade el comino, el pimentón y cuece 1 minuto.
  3. Mezcla las lentejas y el bulgur con la cebolla, añade el perejil picado, las cucharadas de harina y adereza al gusto. Si la mezcla es demasiado líquida, añade otra cucharada de harina.
  4. Deja enfriar en la nevera.
  5. Forma las albóndigas, rebózalas con harina y fríelas con poco aceite.

Puedes acompañar las albóndigas con salsa de tomate, salsa de pimientos asados o una salsa de yogurt, menta y limón.

 

 

Asegúrate que tu bebé ha probado antes todos los ingredientes de esta receta para evitar alergias, y recuerda: ofrece no obligues.